Menu

Hogares dirigidos por jefe o jefa de familia

Un hogar familiar es aquel en el que al menos uno de los integrantes tiene parentesco con el jefe o jefa del hogar. A su vez se divide en hogar nuclear, ampliado y compuesto.

Un hogar no familiar es en donde ninguno de los integrantes tiene parentesco con el jefe o jefa del hogar. Se divide en: hogar unipersonal y corresidente (INEGI, 2010).

Consecuencias

Ser el jefe o jefa de familia significa que tú eres el sostén principal de la familia. Tienes menos apoyo del que tendrías formando una familia de dos padres y probablemente tendrás que trabajar más duro que los padres que tienen una pareja con quien compartir las responsabilidades.

Las mujeres jefas de familia tienden a tener un menor ingreso que los hogares con jefe de familia. La situación de las jefas de familia es más complicada que la de su contraparte masculina, ya que no logran distribuir de manera equitativa el trabajo doméstico.

Hogares dirigidos por jefe o jefa de familia

Qué dicen los Expertos

La cuesta ¿te cuesta?
Mario Alberto Romo Gutiérrez
Director Red Familia

El día de hoy hablaremos de un tema que muchos de nosotros conocemos y hemos padecido al inicio de año, la famosa cuesta de enero, pero en esta ocasión no solo me refiero a la crisis económica originada por los gastos navideños, sino a la crisis emocional que se genera dentro de la familia a consecuencia de la falta de estabilidad económica.   

Todos hemos escuchado el famoso dicho “cuando la necesidad entra por la puerta el amor sale por la ventana”.

Leer más

Según la Encuesta de Dinámica Familiar de 2011, 14% de los matrimonios se disuelve por problemas económicos.

Cuando existe una mala organización en las finanzas y el dinero no se distribuye según las necesidades principales de la familia, trae consecuencias graves para la permanencia de esta y es justo en esta época del año que puede verse afectada por una crisis económica importante.

Hablar de dinero siempre resulta un tema difícil de tratar al inicio del matrimonio; sin embargo, es muy importante llegar a acuerdos sobre los gastos de la familia y de las prioridades de esta.

Qué mejor momento que ahora que inicia el año para sentarte con tu pareja y hablar de este tema, ya que con el manejo adecuado de las finanzas nuestro matrimonio consigue satisfacer necesidades básicas como comida, vivienda, educación, recreación, etcétera.

Así, los esposos nos volvemos una especie de socios en donde el dinero que se gasta y se gana es en beneficio de ambos. Por esta razón las decisiones que se tomen en torno a este deben ser consensuadas por los dos.

El diálogo siempre debe darse en un ambiente de cordialidad y respeto para llegar a los acuerdos necesarios o para que juntos encuentren la solución a los problemas.

Tradicionalmente era el hombre el encargado de traer el dinero al hogar; sin embargo, sabemos que hoy en día la mujer tiene un papel muy importante en la contribución de los ingresos familiares.

Algunas personas piensan que no se debe mezclar el amor con el dinero, pero en el caso de una relación sólida y que planea crecer con el tiempo, es muy importante dejar este asunto claro para evitar después malos entendidos dolorosos.

 

Tips.

  • Es importante buscar el apoyo de los demás integrantes de la familia para que las actividades domésticas no recaigan en una sola persona.
  • La participación familiar es importante para el buen funcionamiento del hogar.
  • Delega responsabilidades cuando sea necesario.
  • Es imperante que ambos realicen sus funciones parentales.
  • Analiza y hazte consciente de tus limitaciones.
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN